Circular 59: Trabajo Autónomo

shutterstock_192662930_small-e1447779124371

REFORMAS URGENTES DEL TRABAJO AUTÓNOMO

Aprobada la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, y a la espera de su inmediata publicación en el BOE para su entrada en vigor. Les adelantamos las principales NOVEDADES:

      – TARIFA PLANA

A partir del 1 de enero de 2018, se amplía de 6 a 12 meses el tiempo de cobro de la Tarifa Plana de cotización por contingencias comunes de 50 € mensuales y se reduce de 5 a 2 años el período sin cotizar en el RETA exigido para poder beneficiarse. Para el caso de haber disfrutado de la tarifa plana en un periodo de alta anterior, el tiempo exigido de no cotización se amplía a 3 años.

            – RECARGO POR RETRASO EN LOS PAGOS A LA SEGURIDAD SOCIAL

A partir de 1 de enero 2018, se reducirá a un 10% el recargo de las deudas por cotizaciones durante el primer mes siguiente al debido, fijado actualmente en el 20%.

                – PLURIACTIVIDAD

Para el caso de los autónomos , que también coticen en algún Régimen por cuenta ajena, la TGSS devolverá de oficio el exceso de las cotizaciones ingresadas antes del 1 de mayo.

                – INSCRIPCIÓN Y ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL Y PAGO POR DÍA TRABAJADO

A partir del 1 de enero 2018, se podrá dar de alta y de baja hasta tres veces en el mismo año natural y en esos meses solo pagarán por días trabajados, es decir, a partir del día que se den de alta o de baja, sin tener que pagar el mes entero, como ahora.

Los efectos de la baja deberán coincidir con el día real en que el trabajador comunica su cese de actividad y la cuota fija mensual se divide por 30.

Y con esa misma fecha se modifica la infracción grave de los autónomos relativa a la afiliación inicial o alta, a fin de adecuarla a esa nueva posibilidad.

                – CAMBIOS EN LAS BASES DE COTIZACIÓN

A partir del 1 enero de 2018, se podrá cambiar la base de cotización hasta 4 veces a la año (actualmente dos), y así adecuarlo a los ingresos percibidos.

   – ACCIDENTES DE TRABAJO “IN ITINERE”

Aquellos autónomos que coticen por riesgos profesionales, tendrá cubierto el accidente “in itinere”, que se equipara así a las contingencias profesionales. De este modo, será accidente de trabajo el sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o prefesional, considerándose como tal el establecimiento donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad que no coincida con su domicilio y esté así declarado fiscalmente.

                – PRESTACIONES POR MATERNIDAD Y PATERNIDAD

A partir de 1 de marzo de 2018, las prestaciones económincas por maternidad y paternidad de los trabajadores autónomos consisteirán en subsidio equivalente al 100% de la base reguladora diaria, resultando de dividir la suma de las bases de cotización en este régimen especial durante los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre ciento ochenta. Y si no han permanecido en alta en el citado régimen durante esos seis meses, será el resultado de dividir las bases de cotización al régimen especial entre los días en que hay estado en alta en el mismo, en ese periodo.

                – CONCILIACIÓN VIDA LABORAL Y FAMILIAR

Se bonifica a las mujeres autónomas que se reincorporen al trabajo después de la maternidad, adopción, acogimiento y tutela, de forma que aquellas mujeres que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha de cese por uno de los motivos anteriores, podrán acogerse a la Tarifa Plana de 50 € durante los 12 meses siguientes a su reincorporación al trabajo, siempre que opten por cotizar por base mínima.

             – COTIZACION DE AUTONOMOS SOCIETARIOS

En la Ley de Presupuestos General del Estado de cada año, se establecerá la cuota mínima de cotización de los autónomos societarios (con al menos 10 trabajadores); desvinculándose del Salario Mínimo Interprofesional y la base mínima del Régimen General.

    – COMPATIBILIDAD TOTAL DE LA PENSIÓN Y EL SALARIO

Los autónomos con empleados a su cargo y cumplida la edad de jubilación podrán compatibilizar el cobro 100% de su pensión con el mantenimiento de su actividad. El resto seguirá con el 50%.