Circular 70 Cómo darse de alta como autónomo sin perder el paro

Circular 70

Cuando una persona se da de alta en el RETA (Régimen especial de trabajadores autónomos) pero aún le queda por cobrar un porcentaje de la prestación por desempleo se corre el riesgo de perder esa cantidad.

Si el trabajador está percibiendo la prestación, de nivel contributivo y se da de alta, como trabajador por cuenta propia puede pedir la suspensión del pago de su prestación (antes de darse de alta como trabajador autónomo), y recuperarla más adelante (se extinguirá si sobrepasa los 60 meses de actividad, como trabajador por cuenta propia) o bien podrá seguir percibiendo la prestación que le corresponda como máximo 270 días y siempre que se solicite la compatibilidad para no perder el derecho (en un plazo de 15 días hábiles desde el alta como trabajador autónomo).

Esta compatibilidad también se puede solicitar a aquellas personas que estén percibiendo la prestación por desempleo y se incorporen como socios o socias de sociedades laborales de nueva creación o socios/as trabajadores/as de cooperativas de trabajo asociado de nueva creación, que se encuentren encuadrados en el Régimen Especial de la Seguridad Social que corresponda por razón de su actividad por cuenta propia.

La persona trabajadora que se acoja a esta compatibilidad percibirá en la totalidad de la cuantía de la prestación por desempleo con el descuento del IRPF y sin deducción de cotización a la Seguridad Social.

Si tras cesar la actividad como autónomo, te corresponde una prestación (paro de autónomos) tienes la obligación de elegir entrar cobrar la prestación pendiente o la prestación por el cese de actividad de trabajadores autónomos.

Otra solución es el pago único, para los desempleados que se plantean la posibilidad de trabajar como autónomos donde se puede capitalizar la prestación por desempleo, los trabajadores, beneficiarios de una prestación de nivel contributivo que pretendan realizar una actividad, facilitando la puesta en marcha de iniciativas de autoempleo, que consistan en iniciar una actividad laboral, como persona trabajadora por cuenta propia o en incorporarse como socio/a trabajador/a o de trabajo, en cooperativas o sociedades laborales o mercantiles, en funcionamiento o de nueva creación.