Principales novedades tributarias introducidas por el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

declaracion-renta-clausula-sueloObjetivo: Regular los efectos fiscales derivados de la devolución, por parte de las entidades financieras, de los intereses previamente satisfechos por los contribuyentes como consecuencia de las claúsulas de limitación de tipos de interés de préstamos concertados con aquellas, tanto si la devolución de tales cantidades deriva de un acuerdo celebrado entre las partes como si es consecuencia de una sentencia judicial o de un laudo arbitral.

 Las cantidades devueltas derivadas de acuerdos celebrados con entidades financieras, bien en efectivo bien mediante la adopción de medidas equivalentes de compensación, previamente satisfechas a aquellas en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos, no deben integrarse en la base imponible del impuesto sobre la Renta.

 Tampoco se integrarán en la base imponible los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Por tanto, no procede incluir en la declaración del IRPF ni las cantidades percibidas como consecuencia de la devolución de los intereses pagados ni los intereses indemnizatorios reconocidos, por aplicación de claúsulas suelo de interés.

 No obstante, establece unos supuestos de regularización:

  1. Cuando el contribuyente hubiera aplicado en su momento la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas por las cantidades percibidas, perderá el derecho a su deducción. En este caso, deberá incluir los importes deducidos en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio en que se hubiera producido la sentencia, el laudo arbitral o el acuerdo con la entidad, en los términos previstos en el artículo 59 del Reglamento del IRPF, pero sin inclusión de intereses de demora.

A estos efectos, si la sentencia, el laudo o el acuerdo se hubiese producido en 2016, en la declaración de Renta 2016 (a presentar en abril, mayo, junio de 2017) estas cantidades se incluyen en las casillas 524 y 526, no siendo necesario completar las casillas 525 y 527, correspondientes a los intereses de demora.

Este tratamiento es el mismo que normalmente se utiliza en los supuestos de pérdida del derecho a deducción por vivienda habitual pero sin incluir intereses de demora.

 No será de aplicación esta regularización respecto de las cantidades que se destinen directamente por la entidad financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado, a minorar el principal del préstamo. Es decir, si la entidad financiera, en lugar de devolver al contribuyente las cantidades pagadas lo que hace es reducir el principal del préstamo, no habrá que regularizar las deducciones practicadas anteriormente correspondientes a esos importes. Por su parte, la reducción del principal del préstamo tampoco generará derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual.

  1. En el supuesto de que el contribuyente hubiera incluido, en declaraciones de años anteriores, los importes ahora percibidos como gasto deducible (capital inmobiliario o actividad económica), estos perderán tal consideración debiendo presentarse declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, quitando dichos gastos, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

El plazo de presentación de las declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha de la sentencia, laudo o acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este impuesto.

Solo será de aplicación a los ejercicios respecto de los cuales no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria.

No obstante, si la sentencia o acuerdo es anterior a la finalización del plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2016 (30 de junio de 2017), los intereses del año 2016 no se tendrán en cuenta para aplicar la deducción en vivienda y, por tanto, la regularización no afectará a dicho ejercicio.

 Por último, si el contribuyente ya hubiese regularizado dichas cantidades por tener una sentencia anterior podrá instar la rectificación de sus autoliquidaciones solicitando la devolución de los intereses de demora satisfechos y, en su caso, la modificación de los intereses indemnizatorios declarados como ganancia.

CLÁUSULAS ABUSIVAS EN HIPOTECAS QUE LOS BANCOS DEBEN RETORNAR A LOS CONSUMIDORES:

clausulasuelo1.- Cláusula suelo. Esta cláusula supone para el consumidor que, con independencia de la evolución del EURIBOR, como mínimo, tiene que pagar por interés de su préstamo hipotecario un porcentaje fijo muy superior al EURIBOR.

La reciente Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea obliga a los bancos a devolver a los clientes lo cobrado de más por la aplicación de dicha cláusula desde la misma firma del contrato de préstamo y hasta su completa devolución.

2.- Cláusula de referencia IRPH. Los Tribunales han anulado por ser abusiva la cláusula en la que el préstamo hipotecario está referenciado, no al EURIBOR, sino a un índice denominado Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios de las Cajas o Bancos (IRPH Cajas o IRPH Bancos), porque las propias Entidades podían incidir en la fijación de dicho índice y de hecho ese índice es muy superior al EURIBOR. Según algunos tribunales, los efectos de la nulidad de esta cláusula hipotecaria es que el préstamo podría llegar a considerarse gratuito si no se pactó un índice sustitutivo válido.

3.- Cláusula de vencimiento anticipado. También se ha declarado nula la cláusula de vencimiento anticipado por permitir a la Entidad, ante el impago por parte del consumidor de una parte del préstamo o el incumplimiento de algunos requisitos impuestos por ellos, como el tener un seguro de vida o el pago del IBI, cerrar el préstamo y exigir el abono de todo lo pendiente.

La consecuencia de esta nulidad es que la Entidad, si el consumidor impaga el préstamo hipotecario, no puede cerrar el préstamo y reclamar el 100% de lo debido. Si se elimina dicha cláusula, el banco sólo puede reclamarle las cantidades impagadas hasta la fecha de la reclamación.

4.-Cláusula por la que el consumidor asumía los gastos notariales, de registro y determinados impuestos. Otra de las cláusulas que se puede declarar nula es la que la Entidad introducía imputando a los consumidores todos los gastos notariales, de registro e incluso de impuestos que, por ley, debía pagar el banco. Si se declara nula, el banco tiene que devolver al consumidor el dinero que pagó indebidamente.

5.- Cláusula de intereses moratorios excesivos. La trascendencia de la declaración de nulidad de esta cláusula radica en que, en caso de futuro impago, el consumidor pasaría de pagar unos intereses moratorios medios del 18%, a pagar el interés ordinario pactado que en la actualidad no supera el 2,80%.

¿ES SEGURO EL MECANISMO EXTRAJUDICIAL DE DEVOLUCIÓN DE LA CLÁUSULA SUELO OFERTADO POR LOS BANCOS?

El sistema que están diseñando las Entidades y el Gobierno supone que sean las propias Entidades, a través de sus servicios jurídicos y de atención al cliente, los que valoren las solicitudes de acuerdo que realicen los clientes al banco. El procedimiento puede tardar una media de tres meses desde la solicitud y es el banco el que decide qué importe oferta al cliente.

El Gobierno exclusivamente colabora en el diseño del procedimiento a seguir por los bancos, sin supervisar su aplicación, ni que los resultados son acordes con los intereses de los consumidores.

Es aconsejable consultar a un profesional antes de acudir a este sistema de solución extrajudicial porque, si finalmente no hay acuerdo porque la Entidad ofrece una cantidad inaceptable, al intentar acudir a la vía judicial, el banco puede alegar que el cliente ha perdido su derecho a reclamar porque se le ha pasado el plazo.

Envíanos la escritura de tu préstamo hipotecario para que la examinemos y podamos informarte sin compromiso sobre qué puedes reclamarle a tu banco.