IMPUESTO DE TRANSMISIONES PATRIMONIALES (ITP)

impuesto-transmisiones-patrimoniales

¿Cómo comprar la otra parte?

Si usted tiene una parte de un inmueble que adquirió por herencia junto con sus hermanos y ahora quiere adquirir la totalidad del mismo, le indicamos como actuar para reducir los costes fiscales.

Alternativa:

Disolución de condominio (en el caso de que todas las partes tengan la misma parte proporcional)

Ustedes recibieron un inmueble por herencia y ahora uno de ustedes quiere  quedarse con la totalidad del mismo compensando a los demás el valor de la parte a la que renuncian.

Habrá que realizar la simulación de los costes, pero en la mayoría de los casos le saldrá más ventajoso escriturar una “disolución de condominio” en lugar de una compraventa:

  • Compraventa: si adquiere la parte de sus hermanos mediante compraventa tributará por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (TPO) con un coste de hasta el 10% del valor real de la parte que adquiere (el % va en función de la comunidad autónoma en la que esté sito el inmueble).

 

  • Disolución de condominio: Si usted se adjudica el 100 por cien del inmueble y compensa a sus hermanos. En este caso, está exenta de TPO y solo pagará el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) el cual oscila entre el 0,5% y el 1,5%, dependiendo de la comunidad autónoma, del valor real de todo el inmueble.

 

Compraventa: será la mejor alternativa cuando todas las partes excepto usted tengan una parte minoritaria, en este caso será más beneficiosa la compraventa que la disolución.

Plusvalía municipal

 

Por otra parte, la disolución del condominio también puede beneficiar a sus hermanos:

  • En caso de compraventa, sus hermanos deberán satisfacer la plusvalía municipal (si dicho impuesto es exigible en la localidad).
  • En cambio, si optan por la disolución, no existe una verdadera transmisión, sino una “especificación de derechos”, por lo que no debe satisfacerse dicho impuesto.

Si optan por la disolución de condominio, y el Ayuntamiento les exige la plusvalía municipal, sus hermanos podrán recurrir pues Hacienda y los Tribunales consideran que la disolución del condominio no tributa por este impuesto.

IRPF

En cualquiera de las dos opciones los transmitentes –sus hermanos– deberán declarar en su IRPF una ganancia o pérdida patrimonial por la diferencia entre el valor de adquisición de la parte que transmiten (en este caso, el valor declarado en la herencia más los gastos de ésta, en la parte que corresponda) y el importe que usted les satisfaga por ella.

 

Impuesto de Sociedades

 

sociedadesPara los períodos impositivos  que se inician a  partir del 1 de enero de 2.015,  hay que tener en cuenta la  Reforma global  y completa de la normativa del Impuesto de Sociedades introducida por la Ley 27/2014 del 27 de noviembre  del Impuesto de Sociedades, en la que entre otras modificaciones, destaca la creación de dos nuevas reducciones, la Reserva de Nivelación, para empresas de reducida dimensión y la Reserva de Capitalización , esta última es para todas las empresas y viene a sustituir la eliminada deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y la deducción por inversión de beneficios, lo que implica la no tributación de aquella parte del beneficio que se destine a la constitución de una Reserva indisponible, sin que se establezca requisito de inversión alguno de esta reserva en algún activo.

¿ Pero exactamente en qué consisten estas nuevas reducciones en la Base Imponible?

Reserva de Nivelación

Si su empresa es de reducida dimensión , recuerde que una empresa es de reducida dimensión cuando la cifra de negocios es inferior a 10 millones de euros, a partir de 2015 podrá reducir en un 10 % la base imponible positiva del Impuesto de Sociedades, con un límite de un millón de euros,  pero para ello es indispensable dotar una reserva indisponible por importe de la misma reducción aplicada. Hay que tener en cuenta que esta reducción no es definitiva, se trata de una diferencia temporaria, que su empresa debe devolver en los siguientes casos:

  1. Si en los cinco años siguientes obtiene pérdidas, hay que computar dicha reducción como una mayor base imponible y compensarla con las bases negativas que vaya obteniendo.
  2. Si transcurridos los cinco años su empresa no ha obtenido pérdidas, o las que ha obtenido no son suficientes para cancelar la reducción, hay que integrar el exceso en la base imponible del período una vez transcurridos los cinco años, sin recargos ni intereses.

En definitiva lo que se pretende con esta nueva reducción es el diferimiento del pago de la cuota correspondiente a la reducción ,lo que se traduce en un ahorro financiero para su empresa, ya que en la práctica  el tipo  de gravamen se reduce en un 22,5 % y si añadimos esto a la reserva de capitalización incidimos en la equiparación en el tratamiento fiscal de la financiación ajena  y propia.

Para el cálculo del importe de la reducción se tendrá en cuenta la Base Imponible previa tras a aplicar la Reserva de Capitalización.

 Ejemplo:

AÑO 2015 2016 2017 2018 2019
Base Previa 50.000 40.000 10.000 20.000 25.000
Reducción 10 % -5.000 -4.000 -1.000 -2.000 +12.000
Base Imponible 45.000 36.000 9.000 18.000 37.000
25% 11.250 9.000 2.250 4.500 9.250
Base Imponible SIN  reducción 50.000 40.000 10.000 20.000 25.000
25% 12.500 10.000 2.500 5.000 6.250
Diferencia -1.250 -1.000 -250 -500 +3.000

Reserva de Capitalización

Todas las empresas, tanto las que tributan al tipo impositivo general, como las de reducida dimensión, puede aplicarla, y consiste en poder disfrutar de una reducción en la base imponible del 10% de la cuantía en que incrementen sus fondos propios , con esta nueva reducción lo que se pretende es potenciarla capitalización empresarial mediante el incremento del patrimonio neto y con ello incentivar  el saneamiento y competitividad empresarial, a través de la no tributación  de aquella parte del beneficio que se destine a una reserva indisponible, sin ningún requisito de inversión en algún tipo de  activo.

Se deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Que el importe de los fondos propios de la entidad se mantenga durante un plazo de 5 años desde el cierre del periodo impositivo al que corresponda esta reducción, salvo por la existencias de pérdidas contables en la entidad.

  1. Que se dote una reserva indisponible por el importe de la reducción, que deberá figurar en el balance de forma separada y será indisponible durante 5 años.

Esta reducción no podrá superar el 10% de la Base Imponible del periodo impositivo previa a esta reducción ,  a la integración a la dotación por los deterioros de créditos u otros activos derivados de las posibles insolvencias de determinados deudores, y a la compensación de bases imponibles negativas. En caso de que la base Imponible tenga saldo insuficiente, las cantidades pendientes podrán aplicarse en los dos años siguientes al cierre del periodo impositivo en que se haya generado el derecho de reducción .

El cálculo del incremento de los fondos propios es la diferencia positiva entre los fondos propios al cierre del ejercicio, sin incluir los resultados del mismo, y los fondos propios al inicio, sin incluir los beneficios del ejercicio anterior. Tampoco se tienen en cuenta las aportaciones de socios, las ampliaciones de capital, los fondos propios por compensación de créditos ni las reservas legales o estatutarias.

Ejemplo:

CONCEPTO EJERCICIO 2014 EJERCICIO 2015
Capital 10.000 10.000
Reserva legal 2.000 2.000
Reserva Voluntaria 22.000 30.000
Rdo ejercicio 8.000 6.000
Total Fondos Propios 42.000 48.000

La diferencia de Fondos Propios es de 8.000 € ( 42.000-2.000-8.000= 32.000; 48.000-2.000-6.000= 40.000); Por lo que la reducción a aplicar es el 10% sobre 8.000 €, es decir 800 €, como el límite es el 10% de la base previa, es decir 600 ( 10% sobre 6.000), en 2015 podremos aplicar una reducción en la base imponible de 600 €, dejando 200 para ejercicios futuros.

Así pues  una distribución de dividendos puede hacerle tributar más en el Impuesto de Sociedades, y si ha aplicado la reducción por reserva de capitalización, recuerde que deben mantener el incremento de fondos propios para no perder el derecho a esta reducción.