Proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Plan General de Contabilidad (PGC)

pgcProyecto de Real Decreto por el que se modifica el Plan General de Contabilidad (“normal” y

pymes), las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas, y las Normas de

Adaptación del PGC a las entidades sin fines lucrativos

1.- El origen de este proyecto: Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de

26 de junio de 2013, sobre los estados financieros anuales, los estados financieros

consolidados y otros informes afines de ciertos tipos de empresas, ha sido redactada con la

finalidad de simplificar las obligaciones contables de las pequeñas empresas. A través de la

misma se impone a los Estados Miembros la obligación de aprobar unos requerimientos

máximos de información a las entidades que no superen los límites que hoy en día facultan a

una empresa en España a seguir el modelo abreviado de balance y memoria; las que la

Directiva denomina como pequeñas empresas. Para acceder a la Directiva 2013/34/UE.

2.- El Real Decreto será de aplicación para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero

de 2016.

3.- Principales cambios que introduce:

3.1.- Simplificación de las obligaciones contables de las pequeñas empresas:

a) Supresión de la obligatoriedad del estado de cambios en el patrimonio neto, tanto en

las que utilicen el modelo abreviado del PGC como para los sujetos contables que opten

por aplicar el modelo del PGC-Pymes.

b) Sustitución del actual modelo de memoria (abreviada y Pymes) por otro con menores

requerimientos: el contenido del nuevo modelo es el máximo de información que la

empresa está obligada a facilitar, sin perjuicio de aquella que fuese preciso incluir para

que las cuentas anuales muestren la imagen fiel del patrimonio, de los resultados y de la

situación financiera de la empresa.

c) Consecuencia del anterior punto, los requerimientos de información en la memoria

diseminados en varias normas de naturaleza no estrictamente contable dejan de ser

obligatorios para las pequeñas empresas, a excepción de los previstos en la legislación

tributaria para los exclusivos fines de la recaudación de impuestos:

– en los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2016 ya no será obligatorio,

entre otras, incluir la información sobre el plazo de pago a los proveedores exigida

por la Disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación

de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre.

– esta circunstancia no obsta a que existiendo previsión legal para ello deba

proporcionarse a socios y a terceros la información que se elimina de la memoria, o

cualesquiera otras informaciones de diferente índole, en un documento idóneo y

separado de las cuentas anuales.

3.2.- Criterios de registro y valoración

a) La única modificación que se ha incorporado, para todo tipo de empresas, es la que

atañe a los activos intangibles, especialmente el fondo de comercio, que en principio se

presumirán todos como de vida útil indefinida debiendo amortizarse anualmente.

b) Según la Directiva, el fondo de comercio y los gastos de desarrollo son los únicos

inmovilizados intangibles para los que, en casos excepcionales, puedan surgir dudas a la

hora de estimar su vida útil, resultando en un cálculo poco fiable. En tal caso, la empresa

deberá seguir el plazo legal máximo que fije cada Estado Miembro y que no será inferior a

5 años ni superior a 10.

3.3.- Breve revisión de las NFCAC sobre los supuestos de dispensa y exclusión de la obligación

de consolidar, el tratamiento del fondo de comercio de consolidación y algunas mejoras

técnicas.

a) La nueva Directiva ha mantenido la regulación sobre la obligación de consolidar en los

mismos términos que la anterior Directiva. Respecto a la dispensa de consolidar, la norma

europea introduce un cambio en la exención por razón de tamaño: se aplicará a los

grupos pequeños de forma obligatoria y se faculta a los Estados Miembros a que también

dispensen a los denominados grupos medianos.

b) Las entidades de interés público están sujetas a la obligación de consolidar con

independencia del tamaño del grupo en el que se incluyan como dependientes.

Además de estos tres bloques, destacar, para los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de

2016, el cambio de calificación contable de inmovilizado intangible a existencias de los

derechos de emisión de gases de efecto invernadero cuyo destino previsto fuese la entrega

para cancelar la obligación derivada de la emisiones que realice la empresa.