PROCEDIMIENTOS ANTE COPROPIETARIO MOROSO

deudoresmorosos

Debido a la crisis de los últimos años, la morosidad en las comunidades de propietarios ha aumentado considerablemente.

Para solucionar dicha situación hemos de seguir los siguientes pasos que detallamos a continuación.

  • Convocar una junta de propietarios, en la que se proceda a la liquidación de la deuda para notificárselo al copropietario moroso y darle una última oportunidad de ponerse al corriente de pago de las cuotas debidas. En el acta se debe dejar constancia de que se exigirá la deuda mediante una acción judicial. Se debe detallar bien la deuda ya que solo se puede reclamar la cantidad que se certifique en la reunión.
  • La deuda debe ser notificada al moroso de forma documental (lo mejor es a través de burofax o acta notarial). Esta notificación tiene que efectuarse en el domicilio designado por el vecino moroso o, si se desconoce, a través del tablón de anuncios de la comunidad (firmada por el secretario y con el visto bueno del presidente), durante un plazo de tres días. Concluido ese tiempo, se considera notificado.
  • Si tras el requerimiento extrajudicial el propietario sigue sin saldar su deuda, se acude al juicio monitorio para reclamar el importe adeudado a la comunidad y se presenta ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde está ubicada la finca. Junto con la reclamación de la cantidad adeudada, hay que incorporar el certificado de deuda con el visto bueno del presidente de la comunidad.
  • El deudor dispone de un plazo de 20 días una vez presentada la demanda para pagar y se archivarán las actuaciones.
  • Si el moroso presenta un escrito de oposición, el procedimiento monitorio se convierte en un proceso declarativo (verbal u ordinario), en el que sí es necesario abogado y procurador, cuando lo reclamado supera los 2.000 euros.
  • Si el demandado no comparece, se dicta un auto con una condena de abono de la deuda principal, los intereses y las costas. En caso de que no pague, la comunidad tiene hasta cinco años para solicitar el embargo de sus bienes, una vez se haya dictado el auto. En este sentido, la comunidad de propietarios tiene preferencia de cobro frente a otras hipotecas y embargos.