RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN (RAI)

Renta-Activa-de-Insercion

Es un programa dirigido a personas que han agotado las prestaciones y subsidios a los que podían acogerse y además tienen serias dificultades económicas y de inserción laboral. Tendrá una duración de 11 meses como máximo y la cuantía a percibir será del 80% del IPREM. Los beneficiarios tendrán un asesor laboral a su disposición que les establecerá un itinerario personal de inserción laboral para ayudarles a incorporarse de nuevo en el mercado laboral.

OBJETIVOS DE LA RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN:

El objetivo se basa en proporcionar a la persona los medios necesarios para que pueda reinsertarse de nuevo en el mercado laboral a través de diversas acciones de inserción laboral, además de la percepción de una cuantía económica de apoyo.

REQUISITOS PARA SOLICITARLA:

Será necesario acreditar una serie de requisitos para poder acogerse al programa:

  • Tener 45 años o más.
  • Ser menor de 65 años.
  • Estar inscrito como demandante de empleo de forma ininterrumpida durante los últimos 12 meses o más.
  • No tener derecho a la prestación por desempleo de nivel contributivo o el subsidio de desempleo porque se ha terminado de cobrar íntegramente.
  • No disponer de rentas mensuales que superen el 75% del salario mínimo En este apartado se incluyen todos los miembros de la familia que convivan en la misma casa.
  • No haber sido beneficiario de la RAI en los últimos 365 días naturales anteriores a la fecha en la que se ha solicitado esta ayuda con excepción de aquellos desempleados que dispongan de una minusvalía que sea igual o superior al 33% o ser víctima de violencia de género o doméstica.

PERSONAS QUE NO TIENEN DERECHO A BENEFICIARSE DE LA RAI:

  • No tendrán derecho a acogerse al programa aquellas personas que se encuentren ingresadas en un centro penitenciario, ya que no pueden compatibilizar la realización de trabajos fuera  de prisión.
  • No podrán beneficiarse aquellas personas que estén percibiendo una prestación o pensión de carácter económico que sea incompatible con el trabajo.
  • No tendrán posibilidad de acogerse aquellas personas que ya estén percibiendo una ayuda reconocida a las víctimas de violencia de género  que no pueden participar en programas de empleo.

DOCUMENTACION NECESARIA PARA TRAMITARLA:

Para poder  tramitar la RAI se debe aportar la siguiente documentación al SEPE: solicitud oficial, DNI, un justificante de los ingresos que se han tenido un mes antes de la solicitud, certificado de minusvalía en caso de que la hubiera, certificado expedido  por la administración pública acreditando que es víctima de violencia de género, copia cuenta bancaria, certificado del periodo ininterrumpido como persona desempleada, declaración de la renta del año anterior, en caso de ser desempleado de larga duración deberá presentarse el formulario de búsqueda activa de empleo.

CUANTÍA Y DURACIÓN:

Se concede una ayuda económica de apoyo que se sitúa en el 80% del IPREM. Para el año 2016 la cuantía asciende a 426€/mensuales.

Mientras que la persona está cobrando esta ayuda, el SEPE ingresa las cotizaciones de la seguridad social que corresponden a la asistencia sanitaria o a la protección de la familia. Por lo que el desempleado podrá hacer uso de la sanidad pública.

La RAI se concede durante un periodo máximo de 11 meses y se percibirá con efectos desde el siguiente día en que presentamos la solicitud.

SUPUESTOS QUE CAUSAN LA BAJA INMEDIATA DEL RAI:

Hay acciones que pueden causar la baja inmediata del RAI, son las siguientes:

  • Si se incumplen las obligaciones que se contrajeron en el compromiso de actividad.
  • No renovar la demanda de empleo.
  • No aparecer ante el SEPE si se le ha requerido su presencia mediante requerimiento oficial.
  • No haber devuelto al SEPE el justificante como que se ha presentado para cubrir una oferta de empleo a no ser que haya una causa justificada y esté perfectamente acreditada.
  • Tener otras pensiones de la seguridad social que sean incompatibles.
  • Trabajar durante 6 meses o más.
  • Superar el 75% con la suma de las rentas familiares.